El índice Nikkei de la bolsa de Tokio ha cerrado con una caída del 1,68 por ciento, hasta los 16.012 enteros. Por su parte, el Topix, que reúne todos los valores de la primera sección, ha retrocedido un 1,70 por ciento, hasta los 1.557 puntos.