El mercado laboral en España y la UE en general empieza a dar muestras de desaceleración, según un informe de la Comisión Europea (CE) difundido hoy que destaca, no obstante, el mantenimiento de un crecimiento económico fuerte. El estudio pasa revista a la situación en el último trimestre de 2007, a partir de los datos de la Oficina Estadística Europea (Eurostat). En particular, el informe atribuye el crecimiento a los buenos resultados de Alemania, que alcanzó el objetivo de un 70% de empleo, Polonia (a punto de alcanzar la tasa de Italia) y España, a pesar del deterioro sufrido en los últimos meses.