El índice ISM de gestores de compra del sector manufacturero estadounidense cayó en agosto hasta los 50,6 puntos desde los 50,9 de julio.
Se trata de la cifra más baja desde los 49 enteros de julio de 2009. Una lectura por debajo de los 50 puntos muestra contracción de la actividad.

Pese al descenso, el dato ha sido mejor de lo esperado por el mercado. Los analistas consultados por Bloomberg habían previsto una lectura de 48,5 enteros, si bien habían surgido rumores en el mercado que la cifra podría reducirse incluso hasta los 43,5 enteros.