La bolsa española se enfrenta a los números rojos. Una caída del 0,21% que le hace despedirse de los 10,800 puntos. El sector financiero actúa como principal lastre del Ibex35.

Dos horas después de comenzar en positivo la sesión, la bolsa española comienza a cotizar en números rojos. Caídas del 0,21% que le llevan a perder los 10,800 puntos. Cotiza en los 10.780 enteros.

El sector financiero se convierte en el principal lastre del selectivo español mientras que las constructoras,como Ferrovial y OHL, actúan como contrapeso a las caídas.