La mayor parte de la sesión ha cotizado en positivo. Sin embargo, ha sido suficiente tocar los 7.200 puntos para que el Ibex35 haya comenzado a relajarse. Tanto incluso que a media sesión comienza a cotizar con caídas que le devuelven a los 7.033 puntos.

Dicen los expertos que es necesario que el Ibex35 supere la resistencia que tiene en los 7.200 puntos para poder ver niveles superiores. Pese al intento que ha hecho durante toda la mañana, finalmente el selectivo plegó velas hasta cotizar con pérdidas del 0.1% que le llevaron nuevamente hasta los 7.047 puntos. ¿Y ahora?

La mayoría de analistas reconoce que estos movimientos y volatilidad del mercado es normal teniendo en cuenta la ausencia de noticias y la falta de volumen en los principales índices. Ahora se antoja clave ver si está justificada o no la superación que ha hecho el selectivo de los 7.000 puntos esta semana. El  departamento de análisis de Cortal Consors  reconoce que "la semana pasada se confirmó nuestro escenario de doble suelo. Consideramos probable desarrollo (3-3-5). En el corto plazo, por encima de 6296, objetivo en 7219. Objetivo medio plazo @ 200 sma". La pérdida de los 5905 puntos, en formato semanal, anularía la formación de doble suelo.





Los grandes  bancos apoyan la caída

La vuelta de las principales entidades a terreno negativo a tenido que ver, y mucho, con el retroceso del selectivo. De hecho, BBVA pierde un 1.4% y cede hasta los 5.51 euros. Por su parte, Banco Santander supera el medio punto porcentual de caída y marca en los 5.16 euros su precio.  Pero también apoyan a los números rojos Amadeus - que cede un 2.7%- Acciona o Abengoa, que rondan caídas cercanas al 2%.

En positivo, Bankia acumula la mayoría de las órdenes de compra del selectivo y suma un 4.8%, hasta los 0.99 euros. IAG y ArcelorMittal cierran el podio con subidas de más del 2% que le llevan a los 1.96 euros y los 12.77 euros, respectivamente.