El Ibex35 terminó la semana en números rojos. Caídas 0.65% que llevaron al selectivo español a los 10.498 puntos. Fueron Banco Santander y BME los principales impulsores de la penalización mientras que Red Eléctrica y Endesa actuaron como líderes en las subidas. Mientras tanto, el euro-dólar cotizando en las 1.3973 unidades.
Una caída del 0.65% que llevó al Ibex35 a cerrar en los 10.498 puntos la semana. Números rojos que siguieron a los que protagonizó Wall Street en la apertura -a pesar del dato de paro- y que se contagiaron al resto de plazas europeas. El Eurostoxx50 perdió un 0.7% en tanto que el CAC-40 firmó la semana con caídas de más de un 1%.

Fue Banco Santander uno de los valores que más acusó al cierre las caídas del selectivo español. ¿El motivo? Números rojos de más del 1.8% que llevaron a la entidad que preside Emlio Botín a los 8.34 euros. Y es que, salvo Repsol, el resto de pesos pesados no se libraron de cotizar en terreno negativo. BBVA perdió un 1.19% y alcanzó los 8.50 euros en tanto que TElefónica descontó un 0.39% de su cotización, hasta los 18.05 euros. Iberdrola superó el punto porcentual de caída con lo que sus títulos comenzarán a cotiza el lunes desde los 5.99 euros.

Sin embargo, BME fue el valor que más cesiones contó en la sesión al recortar un 2.39% el precio de sus acciones, que marcaron en los 21.26 euros su útimo valor. Bankinter, ArcelorMittal o Amadeus cotizaron con pérdidas de más del 1% en la sesión.

En terreno positivo, las energéticas. Red Eléctrica lideró los beneficios de la sesión. Una subida del 2.38% que le llevó a los 38.95 euros., Endesa se hizo con subidas del 1.76% en tanto que Enagás elevó en algo más del 1% el precio de sus acciones, en 15.54 euros. Repsol fue el único de los grandes valores que consiguió pasarse a terreno positivo y, al ritmo del 0.10%, subió a 24.02 euros por acción.