El Ibex35 se encuentra en las últimas sesiones en un canal lateral del que no saldrá hasta que haya alguna noticia contundente – léase petición formal de ayuda por parte del gobierno español o inyección de dinero a los bancos- que le permita romper, al alza o a la baja (según la noticia) el mismo. Los recortes a los que asiste el selectivo, dicen los expertos, no serán preocupantes mientras siga funcionando el soporte de los 7.700 puntos. ¿Si no? El camino hacia los 7.200 está asegurado.
Dice la mayoría de las opiniones que el mercado está en una tendencia lateral de la que no saldrá hasta que se solucione la mayoría de variables en la Eurozona. A saber, situación de Grecia, posible rescate a España, la puesta en marcha del famoso Mecanismo de Estabilidad Financiera –MEDE-y, cómo no, la actuación del BCE sobre las economías de la periferia. Dudas que han provocado que el Ibex35 haya vuelto a confirmarse por debajo de los 8000 puntos durante este mes de octubre. ¿Y ahora qué?

Apenas quedan dos semanas para que se levante la prohibición de las posiciones cortas. Un hecho que “sin duda influirá pero no será un factor determinante”, reconoce Roberto Moro, de Apta Negocios. Será la confianza inversora “en las posibilidades de España de salir del hoyo la que cree tendencia. Como mucho, los cortos la pueden acentuar algo a la baja; debe pensar que, de igual manera, cuando el escenario es alcista, el simple hecho de cierre masivo de cortos también propicia tremendos huecos alcistas”.

Los 7.700 puntos, frontera entre fortaleza y debilidad

Ante los recortes que vive el selectivo español en las últimas jornadas, hay voces optimistas que reconocen que “el hecho de que el Ibex35 no perfore los 7.700 puntos es una señal de fortaleza- aunque, eso sí, relativa- lo que no quiere decir que no vaya a caer hasta los 7500 puntos”, explica José Luis Cava, analista independiente. Hasta que el selectivo no supere los 7950 puntos en precios de cierre “no nos plantearemos tomar posiciones largas”.  El último informe de Renta 4 explica que el Ibex35 está por encima de los soportes de corto plazo - en los 7650 puntos.



En caso de que pierda ese nivel “se irá hacia los 7.700 puntos”. Luis Lorenzo, analista de Dif Broker reconoce  que el primer soporte que pondrá a prueba el selectivo serán los 7.600 puntos para después dirigirse a los 7200 enteros “un nivel que creo que visitaremos”

Más a largo plazo, “el bosque es bajista. La serie de precios conserva una estructura de máximos / mínimos decrecientes que une el techo de 2007 y 2011. El movimiento desarrollado desde mínimos anuales solo puede tratarse de un rebote mientras no adquiera mayor fuerza y asistamos a consolidaciones por encima de la directriz bajista de largo plazo trazada en el gráfico”, reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión. Este proceso de reversión no es novedoso (ver ventana central del gráfico) y se debe tratar como un diente de sierra dentro de la tendencia bajista primaria. (Ver: Mala combinación, calma dentro de la tendencia bajista)



¿Y por arriba? Los 8.200 puntos son el nivel de referencia clave. Romper los 8.200 puntos “le llevaría hasta zonas de 8.500 puntos, un nivel que creo que lo menos probable”, explica Lorenzo. Una opinión con la que coincide Miguel Méndez, de Big Deal Capital al confirmar que “si el mercado europeo se recupera y España finalmente solicita el rescate, habrá fuertes subidas en el selectivo español. El nivel de 8.500 puntos es el objetivo una vez confirmados los 8.200 puntos”.