Hoy tocaba caer en Europa y como casi siempre que eso ocurre, el selectivo español está entre los índices que peor lo han hecho.  El selectivo español ha terminado en 9.823 puntos, tras ceder un 0,26% muy penalizado por las caídas de Iberdrola, que ha decepcionado con sus resultados y sus previsiones a medio y largo plazo.

Durante la sesión, los peores valores de la jornada han sido Iberdrola y Acciona, con un descenso del 4,10% y del 2,13%, respectivamente.

La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán ganó 2.804 millones de euros en 2017, un 3,7% más que un año antes. La empresa, además, ha publicado su nuevo plan estratégico 2018-2022 en el que prevé unas inversiones de 32.000 millones de euros.  El plan prevé un beneficio de entre 3.500 y 3.700 millones de dólares. El grupo anticipa que su ebitda se situará entre los 11.500 y los 12.000 millones al final de ese periodo.  Una cifra que parece haber decepcionado a los analistas y a los inversores, y de ahí los descensos. Y eso que la compañía ha anunciado un aumento del dividendo hasta 0,04 euros por acción en 2022 frente a los 0,32 euros de este año.

Los valores que mejor lo han hecho han sido la hotelera Meliá Hotels y Bankia, que se han revalorizado un 2,64% y un 1,20%. Entre las grandes, Telefónica se ha  dejado un 0,18%,  Santander ha cedido un 0,39% y BBVA ha retrocedido un 0,80%. Hoy los expertos de Renta 4 han emitido un informe en el que se analizan los resultados del sector en España y avanzan que los inversores deberán mirar con atención al mercado interbancario porque la evolución del euríbor a doce meses es el principal reto para la industria.

El mercado, mientras tanto, sigue muy atento a la publicación de las actas de la última reunión de la FED, sobre todo porque el tono que usó la institución fue mucho más duro de lo que tenía acostumbrado al mercado. Habrá que ver cómo fueron las discusiones entre los miembros del consejo para saber, además, cuál será la decisión que se tome en marzo por la institución. El consenso da por hecho una subida de tipos de un cuarto de puntos, lo que preocupa es si la FED tendrá que apretar el acelerador de la normalización monetaria y subir cuatro o más veces este año para hacer frente a la inflación.

David Madden, analista de CMC Markets en el Reino Unido, explica que “incluso si las actas de la FED tienen un tono hawkish, los inversores no se pondrán tan nerviosos porque parte de ese lenguaje ya está en precio”, ha afirmado.

Estados Unidos hoy ha optado por las subidas después de que ayer los malos resultados de Wal-Mart pesaran sobre el ánimo de los inversores y la jornada concluyera con caídas.

Las cifras de PMI en Francia y Alemania (las dos han caído), han pesado sobre el Euro que cotiza con descensos frente al dólar. En estos momentos se mueve en 1,231 unidades.

 

EURUSD

 

El oro también cotiza con caídas a la espera de la evolución del dólar de cara a la FED. En estos momentos cotiza en 1.328 dólares la onza. El petróleo cotiza en estos momentos en 65,25 dólares el barril.