El selectivo español amplía los descensos en la media sesión, cada vez más cerca de ceder los 10.000 puntos, ante la bajada de los bancos. El resto de principales bolsas europeas también retroceden, ante el repunte del euro frente al dólar tras tocar mínimos de cuatro meses, en una jornada dominada  por la publicación de resultados.

En la media sesión, el IBEX 35 baja un 0,29%, hasta los 10.058 puntos.

Dentro del selectivo, el mayor incremento es el de DIA, que avanza un 1,09%, seguido de Enagás y de Melia Hotels, que repuntan un 0,83% y del 0,64%, respectivamente.

En la parte contraria de la tabla, IAGes el valor del indicador que registra un mayor descenso, al retroceder un 1,79%, por delante deBBVA, que se deja un 1,29%, y de Indra, que cede un 1,18%.

Así, todos los bancos de Ibex 35 bajan en la media sesión, salvo Banco Sabadell, que avanza un 0,55%. Así, además de BBVA, bajan Banco Santander, un 0,56%; Bankia, un 0,63%; Bankinter, un 0,55%, y Caixabank, un 0,58%.

En cuanto al resto de grandes valores del indicador, Telefónicabaja un 0,40%; mientras que Iberdrola sube un 0,15%, mismo porcentaje que Inditex.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de Oryzon Genomics, que sube un 10,40%, al tiempo que el mayor retroceso es el de Borges, que se deja un 6,25%.

El Tesoro Público ha captado este jueves 4.497,11 millones de euros en una nueva subasta de bonos y obligaciones, por debajo del rango medio previsto, sin grandes variaciones en los costes, ya que ha mantenido las tasas negativas en los bonos a tres años pero ha elevado la rentabilidad de la deuda a 10 años.

En la media sesión, las principales bolsas europeas también amplían sus bajadas. Fráncfort baja un 0,29%, París, un 0,29%; Londres, un 0,05%, y Milán, un 0,30%. El EuroStoxx 50 cede un 0,42%.

Hoy, la Comisión Europea ha publicado sus previsiones de primavera, en las que señala que el crecimiento económico de la zona euro se ralentizará este año y el próximo, desde el máximo de expansión registrado en 2017. Asimismo, el organismo ha subrayado la necesidad de implementar rápidamente reformas en la zona euro mientras la expansión sigue siendo fuerte.

La Comisión prevé que el crecimiento económico en los 19 países que comparten el euro se ralentice en 2018 al 2,3%, una décima menos que en el año anterior, y al 2,0% en 2019. "En conjunto, los riesgos para las previsiones se han elevado y ahora están inclinados a la baja", ha dicho.

En cuanto a España, Bruselas cree que España cerrará este año con un déficit de las administraciones públicas equivalente al 2,6% del PIB, un porcentaje que es cuatro décimas superior al objetivo pactado - del 2,2% - a pesar de no haber incluido en la estimación la subida de las pensiones pactada entre el Gobierno y el PNV y del mayor crecimiento de la economía.

Hoy también se ha conocido que la inflación de la eurozona cayó al 1,2% en abril, una décima por debajo del dato del mes anterior, según muestran los datos preliminares para el cuarto mes del año publicados por Eurostat.

En la media sesión, el euro repunta frente al dólar y se intercambia a 1,198 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa avanza un 0,15%, hasta los 73,44 dólares por barril.

En la media sesión europea, los futuros de Wall Street registran subidas. Los el Dow Jones avanzan un 0,19%, los del S&P 500, un 0,21% y los del Nasdaq, un 0,19%, después de que ayer los principales índices de la bolsa de Nueva York cerrasen la sesión con descensos una vez que la Reserva Federal emitió el comunicado posterior a su reunión de dos días. Tal y como el mercado esperaba el banco central estadounidense no modificó su política monetaria, manteniendo sus tipos de referencia a corto plazo en el intervalo de entre el 1,50% y el 1,75%.