Tras un inicio de sesión con rebotes, el selectivo español se da la vuelta al compás de las caídas en Europa. El miedo a la quiebra de Grecia gana el pulso a las bolsas y el Ibex 35 cede un 1,28% hasta los 7.543 puntos con constructoras y materias primas en la parte baja. En el mercado de divisas el euro sube a 1,37 dólares y, en el de materias primas, el barril de Brent cotiza en los 112,73 dólares.


Los inversores vuelven a vender sus acciones y las plazas europeas se tiñen de rojo profundo. En el Ibex 35 la parte baja de la tabla está ocupada por un asiduo en los últimos tiempos, ArcelorMittal, que se deja un 4,21%, seguido de Gamesa (3,45%) y Ferrovial (2,82%).

Sólo un valor conserva su cotización en positivo, Bankinter, que suma un 0,66%, a pesar del recorte de su precio objetivo de 3,50 a 2,90 euros por Nomura. Esta casa también ha rebajado las expectativas de revalorización del resto de bancos españoles cotizados en el Ibex 35, algo que los inversores comienzan a digerir ahora. BBVA pierde un 1,28%, Santander un 1,42%, Sabadell un 1,05%, Popular un 0,89%, CaixaBank un 0,87% . Con respecto a la entidad presidida por Emilio Botín, se ha conocido sus planes de expansión por la joya económica de Latinoamérica, Brasil, donde pretende doblar sus negocios en el estado brasileño de Río de Janeiro en un plazo de cinco años.

En el grupo de los blue chips, Iberdrola pierde un 2,67%, Repsol un 2,32% y Telefónica un 1,22%. A destacar que el CEO de la operadora, César Alierta, se ha hecho con opciones de compra para 10 millones de acciones de la compañía.

En el Mercado Continuo…
Lingotes
pierde un 9,21%, junto conReyal Urbis, que cae un 8,59%. En la parte alta, pocos valores cotizan en positivo, Natra sube un 5,70% y Montebalito un 5,08%.