La Bolsa española avanzó hoy el 1,15% y se quedó al límite de los 13.400 enteros apoyada por los buenos resultados empresariales, el superávit comercial de la zona euro y el empuje de Wall Street, donde su principal indicador superó por primera vez en su historia los 12.000 puntos.
Después del respiro que se tomaron la víspera los operadores para tomar impulso tras cinco máximos consecutivos, el Ibex-35, que ayer sufrió la mayor caída desde junio, hoy se anotó 152,9 enteros, el equivalente al 1,15%, y se situó en las 13.398,20 unidades. En España, todos los "pesos pesados" contribuyeron al avance del mercado, liderados por Iberdrola y BBVA, que en ambos casos se revalorizaron el 1,45%.