Después del respiro que se tomaron la víspera los operadores para tomar impulso tras cinco máximos consecutivos, el Ibex-35, que ayer sufrió la mayor caída desde junio, hoy se anotó 152,9 enteros, el equivalente al 1,15%, y se situó en las 13.398,20 unidades. En España, todos los "pesos pesados" contribuyeron al avance del mercado, liderados por Iberdrola y BBVA, que en ambos casos se revalorizaron el 1,45%.