A pesar de que el Ibex ha llegado a tocar la cota de los 10.000 la debilidad de los bancos ha hecho perder fuelle al selectivo español que al final de la sesión ha cerrado lejos de es cota. En concreto el selectivo se queda en los 9.924 puntos tras un alza del0,3%. En cuanto al mercado de divisas el euro cotiza en los 1,33 dólares.

A pesar de haber sido una jornada tranquila los ecos de la deuda periférica aderezados por el anuncio de Grecia que habrá de aplazar el pago del rescate, ha vuelto a traer la debilidad a los bancos una jornada más. Y si no hay bancos no hay recuperación posible del Ibex. Todo ello a pesar de haber llegado a tocar los 10.000 puntos en algunos momentos de la sesión, una sesión que al cierre se ha desinflado.

Así las cosas el Banco Santander se ha dejado un 0,66%, mientras que el BBVA se ha dejado un 0,19%. A esto se suman los recortes en otras entidades bancarias como Bankinter que se ha dejado un 1,41%, lo que le deja como farolillo rojo de la jornada; más suaves las de Banco Popular, del 0,69% o Banco Sabadell que recorta un 0,16%.

Las alzas más importantes han sido para Iberdrola Renovables. La filial de Iberdrola ha recibido una recomendación de compra por parte de los analistas de UBS.

Entre las destacadas de la jornada encontramos a Repsol. La filial de la española en Argentina, YPF, ha anunciado el hallazgo de gas no convencional lo que ha reportado a la petrolera española un repunte del 3,27%.

También destacan las alzas de Sacyr Vallehermoso que ha sumado al cierre de la sesión hasta un 3,82%.

Gamesa que podría ser opada por un grupo Chino del sector, ha sumado al cierre un 1,98%.

En el plano negativo ha destacado en la bolsa de Madrid el batacazo de los derechos de SOS Corporación que han visto menguado su valor más de un 28%