Impresionante jornada de recortes la de este miércoles, sobre todo, en su comparativa con los beneficios registrados ayer por Wall Street. Europa cierra sus puertas con dos nombres propios: Unicredito y Vestas con abultadísimos desplomes, la una por la ampliación de capital anunciada y la otra por el profit warning dado a conocer. El Ibex 35 se ha visto lastrado por los valores bancarios a pesar de que sea Gamesa la gran perdedora.El Banco Santander ha sido el valor más castigado debido al canje de 2.000 millones de euros en preferentes. Nuestro selectivo es, junto a Milán, el farolillo rojo del viejo continente.

Más que recogida de beneficios lo visto en la jornada de hoy es un desplome en toda regla. El Ibex 35 ha perdido todo lo ganado anteriormente con un recorte del 1,72% hasta los 8.581 puntos.Gamesa es el valor que sufre una mayor caída por encima del 6% (-6,84%) al haber sido literalmente arrastrada por su competidora Vestas. La danesa cede cerca del 20%, lo que coloca sus títulos en los 2,4 euros, tras anunciar esta misma mañana el segundo profit warning de la compañía: no alcanzará el objetivo de ingresos fijado durante el 2011.

El Banco Santander y BBVA son, por su peso, el gran lastre con el que ha tenido que lidiar el Ibex 35 durante este miércoles. Tocaba canje de 2.000 millones de las preferentes que colocó en 2009 la entidad de Emilio Botín, lo que implica más papel al mercado, y la consecuente caída. Hasta un 3,85% se deja el Santander al cierre del mercado con sus acciones en los 5,79 euros. BBVA cede asimismo otro 2,94 % hasta los 6,63 euros por título. Hoy se ha demostrado, además, que la confianza sigue sin volver a la renta variable dado que los depósitos de la banca en el BCE han vuelto a marcar otro récord histórico. Este martes las entidades comunitarias depositaron un total de 453.181 millones de euros.

Otro nombre propio del día es el del petróleo. Irán está detrás del repunte que está viviendo su precio en las últimas jornadas motivadas por “las pruebas” con misiles nucleares que está llevando el ejército iraní contra una importante zona petrolífera. La última hora la marca la Unión Europea al suscribir entre los 27 un acuerdo para prohibir la importación de crudo del país hasta que se resuelva el conflicto. Las tensiones geopolíticas han colocado al barril de Brent, de referencia en Europa, en los 113 dólares, mientras que el oil Texas, con un repunte del 2%, asciende por encima de los 102 dólares.

En este contexto, Repsol YPF sube un 0,56%, nada desdeñable teniendo en cuenta lo que le rodea, hasta los 24,10 euros. Otra posible afectada por esta situación es IAG, que además se enfrenta a la huelga de pilotos de Iberia para los próximos 11 y 12 de enero, prácticamente inevitable, que rebota un 0,33%.

La Bolsa de Milán es la única plaza que por pérdidas supera al Ibex 35. Cede más de un 2% de la mano de Unicredito que ha anunciado esta mañana la ampliación de 7.500 millones de capital a un valor un 43% inferior al cierre del martes. La principal entidad transalpina se desploma casi un 15%. A nivel europeo, la otra gran protagonista es la competidora directa de Gamesa, la danesa Vestas, que recorta un 20% tanto en la bolsa de Copenhage como en Fráncfort tras anunciar el segundo profit warning del último año. Sus títulos cierran en los 2,45 euros.

Ligeramente más moderadas han sido las pérdidas dentro del Cac 40 que recorta un 1,35%, mientras que el Dax germano cede un 0,90% sin renunciar a los 6.100 puntos.

Mientras, regresan las tensiones a la deuda soberana de nuestro país. El spread español a diez años no cesa en su intentona alcista y se coloca en los 350 puntos básicos, así como repunta también la rentabilidad exigida al bono a diez años hasta el 5,42%.