La Reserva Federal ha conseguido animar a las bolsas europeas de manera considerable en una jornada apática para todos, pero más si cabe para el Ibex 35 sobre el que las palabras de Ben Bernanke han pasado sin pena ni gloria. El selectivo cierra por encima de los 7.800 puntos, por poco... y lo hace gracias al peso de los gigantes nacionales como son BBVA y el Banco Santander. La posibilidad de que España vuelva a sufrir una rebaja de su calificación ha puesto entre las cuerdas al mercado y la prima de riesgo lo escenifica escalando hasta los 320 puntos básicos. 

Era la cita de la que los mercados estaban pendientes y Ben Bernanke no ha decepcionado. El presidente de la Reserva Federal tampoco ha querido cerrarse a la posibilidad de que la política cambie y ha afirmado que todo dependerá de la evolución de las condiciones económicas del país. Si el entorno mejorase mejor de lo previsto –inflación, pib y empleo-, las compras de activos se reducirían de forma más rápida. Si nos enfrentamos a la situación contraria, la compra de activos se mantendría durante más tiempo al ritmo actual. De hecho, Bernanke ha dicho que si fuera necesario podrían a llegar a incrementar ese programa. (Ver: Bernanke lo da, Bernanke lo quita)

Bernanke ha recordado las previsiones de crecimiento económico que ha hecho la institución. Según estas estimaciones el PIB comenzará a coger ritmo en la última parte del año hasta alcanzar un rango de entre 2,9% y el 3,6% en 2015. Esta cifra permitiría que el desempleo bajara hasta un rango de entre el 5,8 y 6,2% en el último trimestre de 2015. En ese momento, además, se supone que la inflación habría alcanzado los objetivos fijados. 

La flexibilidad mostrada por Ben Bernanke durante su discurso ha impulsado a Wall Street, cuya apertura se producía sobre plano, y ahora el S&P 500 repunta un 0,25% hasta los 1.680 puntos. En Europa, el discurso del presidente de la FED ha ayudado a recuperar el ánimo comprador en Europa donde el Dax Xetra germano, el Cac 40 parisino y el comunitario Eurostoxx 50 suman ganancias superiores al medio punto porcentual que llevan, por ejemplo a la Bolsa de Fráncfort hasta el nivel de los 8.260 puntos. 

Nada que ver con la situación del Ibex 35, al que ni Bernanke logra despertar del letargo. El selectivo, que ha llegado a marcar un máximo en los 7.858 puntos intradía, cierra finalmente en los 7.812 puntos con un avance del 0,19%. A media sesión, ha protagonizado incluso un susto considerable al poner en peligro los 7.700 enteros después de conocerse nuevos rumores de una rebaja de calificación a España. 

COTIZACIÓN IBEX 35 INTRADÍA (FUENTE: INFOBOLSA)



Ibex 35 por dentro
Dia e Indra se han ido relevando en aquello de ser el 'farolillo rojo' del selectivo y finalmente ha sido Sacyr Vallehermoso la que se ha llevado el gato al agua. La constructora cierra con unas pérdidas del 2,51% que le llevan a perder el nivel de los 2,30 euros por acción. Las pérdidas para Indra ascienden hasta el 2,27%, mientras que la cadena de supermercados se deja un 2,16% en bolsa. 

Iberdrola y Telefónica son los dos grandes que se colocan del lado de las caídas, con ventas del 0,99% para la eléctrica y un recorte del 0,61% en el caso de la teleoperadora que le lleva hasta los 9,76 euros. 

Los bancos han sido los protagonistas de la recuperación del selectivo nacional con una subida del 1,42% para el Banco Santander, hasta los 4,93 euros por acción, que le colocan en el top 3 del Ibex 35 en esta sesión. BBVA, mientras, recupera un 0,9% hasta los 6,30 euros que perdiera ayer. 

Acciona, con una subida del 1,74% y una destacada Red Eléctrica, que suma un 2,68%, encabezan la tabla en esta ocasión. 


Mercado de deuda
Hoy se ha dado a conocer el dato de que la deuda púbilca española ronda ya el 90% sobre PIB. En concreto,  alcanzó en el quinto mes del año los 937.334 millones de euros, lo que representa el 89,6% del PIB (si se toman como referencia los cuatro últimos trimestres de PIB), según los últimos datos publicados por el Banco de España. De esta forma, el nivel de deuda se sitúa ya muy cerca del objetivo del 91,4% previsto para todo el año.

No obstante, un rumor que ha vuelto a marcar la bolsa española es una posible rebaja del ráting a España por parte de la agencia de calificación Standard & Poor´s. La prima de riesgo, que no se movió entonces, sí lo hace al cierre escalando hasta los 320 puntos básicos, cinco más que la jornada del martes. Por su parte, el bono español a diez años se coloca en el 4,73% de rentabilidad exigida, por encima del 4,70% de ayer.