El selectivo español amplía las pérdidas en la media sesión, perdiendo los 9.900 puntos, en línea con el resto de principales plazas europeas, al tiempo que los futuros de Wall Street apuntan a una nueva apertura a la baja. Mientras tanto, el euro y el petróleo siguen alejándose de sus máximos. Dentro del Ibex 35, solo se mantiene en positivo Mapfre, gracias a unas cuentas bien acogidas por el mercado.

El Ibex 35 pierde un 1,25%, en la media sesión, hasta  los 9.849,3 puntos.

En positivo solo se mantiene Mapfre que sube un 0,76%.

La aseguradora obtuvo en 2017 un beneficio neto de 701 millones de euros, lo que supone un descenso del 9,7% en comparación con el ejercicio anterior, debido al coste extraordinario de las catástrofes naturales registradas en el pasado año, cuyo impacto neto en el beneficio ha sido de 126 millones de euros.

Los analistas de Renta 4 consideran que los resultados de Mapfre de 2017 se han situado en línea con las estimaciones de consenso en beneficio neto. Reiteran su recomendación de mantener.

Las pérdidas las encabeza Arcelormittal, que se deja un 2,49%, por delante deAmadeus, que cede un 2,22% y de Indra, que se deja un 2,19%. En total, cinco valores del selectivo registran descensos superiores al 2%.

Así, todos los bancos se tiñen de rojo. Banco Sabadell pierde un 1,22%; Banco Santander, un 1,15%; Bankia, un 1,53%; Bankinter, un 0,59%; BBVA un 0,97% y CaixaBank, un 2,03%.

En el Mercado Continuo la mayor subida es la de Bodegas Riojanas, que avanza un 4,27%, mientras que el mayor descenso es el de Dogi, que se deja un 3,95%.

El euro sigue retrocediendo frente al dólar y en la media sesión se cambia a 1,223 billetes verdes, mínimos de mediados de enero. Y es que el dólar ha alcanzado máximos de dos semanas frente al resto de principales monedas, con los inversores acudiendo en masa a la relativa seguridad del dólar, ya que los precios de las acciones europeas vuelven a caer tras una modesta recuperación el día anterior. "El mercado está en modo de consolidación", dijo la estratega cambiaria de Commerzbank, Esther Reichelt, en Frankfurt. "El dólar se comportó relativamente bien durante la agitación del mercado bursátil, y esta experiencia determinó la confianza del mercado en el futuro".

El precio del petróleo Brent baja un 0,63%, hasta los 65,16 dólares por barril, cada vez más lejos de los máximos alcanzados a finales de enero, por encima de los 70 dólares. Solo en febrero, pierde un 6%.

En la media sesión, el resto de principales bolsas europeas también amplían las pérdidas. Fráncfort baja un 1,13%; París, un 0,91%; Londres, un 0,805; y Milán, un 1,21%. El euro Stoxx 50 cede un 1,14%.

En contra de lo que sucede en el Ibex 35, en Europa destacan las subidas de varias entidades financieras. Société Générale (+3,46%) CommerzBank (+1,30%) y Unicredit (+2,35%) suben tras presentar sus cuentas. Por su parte Swiss Re se dispara un 4,26%, ante informaciones sobre la entrada en su accionariado del gigante japonés SoftBank.

Por su parte, la operadora de telecomunicaciones TDC sube un 18,41% en la bolsa de Copenague, ante una posible oferta de opa liderada por Macquarie.

David Madden, CMC Markets explica que los mercados de renta variable en Europa están en números rojos ya que los operadores bloquean las ganancias del movimiento positivo de ayer. “El débil final en los Estados Unidos anoche dejó a los operadores intranquilos en este lado del Atlántico, y el optimismo que dominaba ayer ha disminuido. Los operadores a menudo están nerviosos por mantener una posición larga y firme a raíz de una severa liquidación, y el movimiento de hoy es una prueba de que todavía no estamos fuera de peligro. Al mediodía en el Reino Unido, la actualización del Banco de Inglaterra (BoE) será seguida de cerca ya que puede agregar volatilidad a la libra”.

La libra se aprecia frente al resto de monedas y se cambia a 1,134 euros y a 1,388 dólares antes de la decisión del BAnco de Inglaterra sobre los tipos de interés. Los analsitas de Monex Europe señalan que: "La libra se apreció durante la mañana  de ayer , pero a continuación se retiró hacia sus niveles más bajos de la semana frente al dólar, aunque subiendo frente al euro".

Hoy, explican, es el llamado “Súper Jueves" en el Banco de Inglaterra, l"o que quiere decir que el último informe sobre inflación se publicará conjuntamente con una decisión sobre los tipos, una declaración sobre políticas, y las actas de la reunión, todo presentado por los miembros del Comité de políticas monetarias, incluyendo a Mark Carney. No se espera ningún cambio en cuanto a la política monetaria, y tras una serie de guiños sobre políticas que al final, al cabo de los años, han resultado ser incorrectos, probablemente Carney sea muy cauteloso con respecto a cualquier pista que pueda dar sobre una subida de tipos más adelante en el año, en caso de dar alguna pista".

Los analistas de Renta 4 esperan que el Banco de Inglaterra mantenga los tipos sin cambios al 0,5%, así como sus objetivos de compra de activos en 435.000 millones de libras y de bonos corporativos en 10.000 millones de libras. “La subida de tipos que practicó en noviembre sería puntual, y originada por el fuerte repunte de la inflación derivado de la depreciación de la Libra por el Brexit. No esperamos movimientos en los tipos británicos hasta que haya mayor certidumbre sobre los potenciales impactos negativos del Brexit en el crecimiento de su economía”, añaden.