El selectivo español suma y sigue, aunque de forma más relajada que en anteriores sesiones. Abre con avances descontando que el jueves el BCE ponga sobre la mesa las medidas necesarias para aliviar la complicada situación de financiación de España e Italia. Además, también se cotizan los resultados empresariales presentados antes de la apertura. El Ibex 35 sube un 0,46% hasta los 6.833 puntos. En el mercado de divisas, el euro sube a 1,227 dólares. La prima de riesgo sube a 527 puntos básicos.


La euforia compradora de estos día, soportada en las expectativas de que el jueves el BCE anuncie medidas que aliven la situación de financiación española e italiana, se sosega. Los inversores comienzan a recoger beneficios, sin perder de vista los resultados empresariales conocidos antes de la apertura, entre los que destacan los de Grifols. La compañía encabeza los avances del Ibex con una subida del 4,30% luego de anunciar que en el primer semestre obtuvo un beneficio neto de 154,6 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 0,5% respecto al mismo periodo del año anterior.

En cambio, en la parte baja del selectivo encontramos a BBVA, que cede un 1,10%, luego de anunciar que en el primer semestre obtuvo un beneficio neto en el primer semestre de 1.510 millones de euros, un 35,4% menos que en el mismo periodo del año anterior. La financiera vasca aprovisionó 1.434 millones de euros para hacer frente a las nuevas exigencias de cobertura impuestas por el Gobierno.

Las caídas de BBVA sólo son superadas por las de IAG, que cede un 1,69%.

En el grupo de los blue chips, Telefónica cede un 0,25%, Iberdrola un 0,70%, Santander un 0,18% y Repsol un 0,04%.

En el Mercado Continuo…
Urbas
se dispara un 9%, seguida de Realia, que avanza un 5,88%. Haciendo contrapeso, la constructora San José pierde un 7,38% y Adolfo Domínguez un 5,88%.