El selectivo de la bolsa española cerró la sesión en números rojos. Una caída del 0.87% que le llevó a marcar los 8.879 puntos en su último movimiento,  una jornada antes de conocer las conclusiones de la cumbre que se celebrará en Europa. Máxima incertidumbre también para el mercado de divisas que provocó ventas en el euro, que descendió hasta los 1.39 dólares.
Los inversores se decantan por las ventas en medio de un clima de máxima incertidumbre. Un día falta para ver si los países de la eurozona alcanzan un consenso sobre el rescate de Grecia, la posible ayuda a Italia y los planes de recapitalización de la banca.  Por el momento, los líderes europeos no logran cerrar los acuerdos previstos.
Alemania no está de acuerdo con que el BCE siga comprando deuda italiana y española. Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim EAFI reconoce que "se están olvidando algo importante  y es poner una autoridad que controle el nivel de endeudamiento de los distintos países de la Eurozona. Un ministro de finanzas Europeo que transmita a los mercados que esto no volverá a ocurrir".
  
Muchos frentes abiertos que han generado un entorno de dudas en la renta variable, especialmente la periférica. El Ibex 35 despidió la sesión con caídas del 0.87% que le llevaron a los 8.879 puntos. El Eurostoxx50 superó las caídas y, al ritmo del 1.18%, cerró en los 2.341 puntos.  El CAC-40 superó el 1.45 de caída en tanto que el FT-100 y el DAX despidieron la jornada con caídas del 0.4% y del 0.1%,respectivamente.

Entre los valores más penalizados de la sesión, OHL. Una caída del 3.4% que llevó a sus títulos a los 19.81 euros el día que su presidente,Juan Miguel Villar Mir ha vuelto a hablar de la posibilidad de sacar a bolsa su filial de concesiones. Algo que no gusta a los inversores pues "aunque es una buena fuente de financiación si lo consigue, no gusta por el descuento que supondría sacarla a bolsa", reconoce José Lizán, analista de Nordkapp.  ArcelorMittal, Endesa y Red Eléctrica cerraron la sesión con pérdidas superiores al 2%.

Y cerca de ellos, algunos de los grandes pesos pesados. Iberdrola se dejó un 1.63% y terminó en los 5.20 euros la sesión. BBVA- que publicará mañana sus resultados del tercer trimestre-  descontó un 1.41% de su cotización en tanto que Telefónica perdió un 1.3%, hasta los 15.14 euros.  Banco Santander corrió la misma suerte y, con caídas de más del 0.9%, consolidó en los 6.07 euros su último precio.

Hubo valores que consiguieron cerrar la sesión en positivo. Valores como Abengoa que consiguió subir en un 1.6% el precio de su cotización, hasta los 17.15 euros. Abertis se animó con un 1.2% de subida, hasta los 12.45 euros, en tanto que Mediaset, IAG o BME consiguieron cerrar la jornada con subidas superiores al punto porcentual. Los títulos de la productora comenzarán mañana a cotizar desde los 4.55 euros, la aerolínea cerró en los 1.90 euros en tanto que el holding de la bolsa española arrancará mañana desde los 20.81 euros en los que ha cerrado la sesión.