El rebote del Ibex 35 continúa, aunque cada vez con menos fuerza. Esta semana ha recuperado más de 700 puntos con una subida del 9,40% gracias a Trichet, que tan pronto provoca una debacle como la más absoluta euforia. Santander y BBVA se van de fin de semana aún lejos de superar los 6 euros, mientras que en Francia aún tambalean los pilares de sus tres grandes que se han comportado como auténticos chicharros. El euro sigue débil frente al dólar ante la indefinición de Europa que no puede con el veto finlandés para dar luz verde al sexto tramo de ayudas a Grecia.

Lo de Europa es un culebrón que no gusta en Wall Street. De hecho, ha sido su propio secretario del Tesoro, Timothy Geithner, el encargado de dejarlo bien claro en su visita a la reunión del Ecofin que se ha celebrado este viernes en la ciudad polaca de Wrocaw. No ha habido acuerdo para desbloquear el rescate griego ante el veto de Finlandia y la decisión –y con ella, la incertidumbre- queda aplazada hasta octubre. Entre tanto Merkel sigue empeñada en su propia batalla personal: no habrá eurobonos, es un error e importa poco lo que diga Barroso al respecto.

Con Europa patas arriba y sin remedio, al menos, hasta dentro de dos semanas y Wall Street carente de estímulos, el Ibex 35 ha cerrado la semana semiplano, con un repunte del 0,61%, en los 8.388 puntos. Gas Natural llega al fin de semana con la satisfacción de ser el valor que más repunta, un 3,14%, seguido de OHL, Amadeus e IAG, todas con rebotes superiores a los dos puntos porcentuales.

Gráfico semanal IBEX 35



El Banco Santander es el único valor que cierra plano en los 5,92 euros por acción. Parece que los inversores no han sabido premiar la emisión de pagarés por un máximo de 7.500 millones de euros que ha anunciado la entidad esta misma tarde. Por su parte, BBVA se anota un 1,71% arriba, más cerca de la barrera de los 6 euros. Se coloca ya en los 5,95 a la espera de un nuevo impulso.

La parte de las pérdidas viene encabezada por Abengoa y Gamesa con un recorte del 2,68% en los dos casos. También se inclina por el rojo Bankinter, que cede un 0,46%, y con recortes más discretos el Popular y Caixabank.Repsol YPF pierde asimismo un 0,18%, mientras que Telefónica rebota un 0,70% dentro del Ibex 35.


Europa, tono mixto
Francia sigue sufriendo la indecisión. Los líderes europeos están mostrando su incompetencia para consolidar una unión monetaria fracturada ante la falta de un único liderazgo y las tres entidades galas no levantan cabeza dentro del Cac. La Bolsa de París cede un 1% en este cierre de semana, aunque sin perder el soporte de los 3.000 puntos. Crédit Agricole y BNP Paribas sufren recortes que rozan el 7% y cierran así una semana negra a la que se unió el fantasma de Moody´s. La entidad que menos sufre en Société Générale que se deja algo más del punto porcentual.

El Dax germano, sin embargo, suma un rebote superior al punto porcentual y aguanta por encima del 5.000. Commerzbank, por su parte, suma más de un 1,5% a cierre de Frankfurt, mientras que Deutsche Bank sube, algo más discreto, un 0,80%.

Mientras, el Eurostoxx 50 se muestra semiplano por encima de los 2.150 enteros. El par euro/dólar sigue en la senda de los últimos días, reflejo de la crisis europea, en el 1,38, mientras que el oro dentro del mercado americano perdió los 1.800 dólares ante la bonanza de las principales plazas mundiales.