El primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, ha decidido rebajar en un 30%  su sueldo y en un 20% el salario de los ministros.

El gobierno japonés ha puesto en marcha los recortes de sueldos públicos previstos por decreto. Además de la bajada de sueldo del primer ministro y el equipo de gobierno, los recortes salariales también afectará a todos los funcionarios y que tiene como objetivo obtener más de 290.000 millones de yenes (2.700 millones de euros) para destinarlos a la reconstrucción de las zonas devastadas por el terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo.

El decreto de reducción de salarios públicos establece una bajada de un 7,8 por ciento de media en los sueldos de los funcionarios hasta marzo de 2014. Los ministros y el jefe de Gobierno serán los primeros que sufrirán el recorte para demostrar así su voluntad de aunar esfuerzos para completar la reconstrucción del país tras el devastador terremoto, según ha informado la agencia de noticias Kiodo.