El Índice de Precios de Consumo en Reino Unido creció acusadamente en enero, según datos publicados el martes, lo que obliga al gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, a escribir una carta al ministro de Hacienda, Alistair Darling, explicándole por qué la inflación está ahora un punto porcentual por encima del objetivo del 2%.