La Reserva Federal estadounidense (Fed), el BCE, el Banco de Canadá, el de Inglaterra y el Banco Nacional Suizo inyectaron a finales de diciembre efectivo en los mercados de forma conjunta para reducir los tipos de interés interbancarios.La Fed y el BCE ofrecieron conjuntamente dólares a los bancos comerciales de la zona del euro, que se prestaban dinero a mediados de diciembre al 4,95%, porcentaje que se alejaban mucho de la tasa rectora que fija el banco europeo que está en el 4%. El tipo de interés del BCE es la tasa mínima de puja en las operaciones de refinanciación que lleva a cabo la entidad monetaria. Tras esta acción coordinada, los tipos de interés en el mercado interbancario del euro han bajado algo. El Euribor a tres meses se ha situado esta jornada en el 4,61% y a doce meses en el 4,65%.Constantes inyeccines de liquidez
Desde el inicio de la crisis crediticia a comienzos de agosto, el BCE ha inyectado liquidez en el sistema financiero para restaurar la confianza de los bancos, que rehúsan prestarse efectivo entre ellos.Trichet ha hecho hincapié en que todavía no son claros los efectos que tendrá la actual crisis financiera en la economía internacional. El banquero francés ha señalado que el crecimiento de la economía internacional es robusto pero que existen riesgos a la baja.Los gobernadores de los bancos centrales del G-10 se reúnen cada dos meses bajo los auspicios del BPI en Basilea para analizar la situación de la economía mundial.