El fraude cometido contra la Seguridad Social detectado por la Policía Nacional en 2009 ascendió a más de 88 millones de euros, y las personas detenidas o imputadas por estos delitos fueron 599, según informó hoy el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Los agentes realizaron el año pasado un total de 609 investigaciones, que afectaron a 815 personas jurídicas y a más de 1.635 personas físicas.