Los países asiáticos deberían mantener los esfuerzos por apuntalar sus economías, posiblemente bajando aún más los tipos de interés, ya que la crisis económica mundial aún no ha terminado, dijo el lunes el vicedirector gerente primero del Fondo Monetario Internacional.  John Lipsky señaló en su alocución al Club de Prensa Nacional de Japón que "está claro que la crisis actual -que comienza a conocerse como la Gran Recesión- está lejos de terminar". Lipsky también instó a que se realicen intentos más amplios y a escala mundial para reparar la economía mundial, como solucionar el daño hecho a los sectores financieros de las naciones avanzadas. Además de los problemas financieros, el mundo se enfrenta ya incluso a riesgos de daño potencialmente "notable" por la extensión de la gripe A, agregó. Los comentarios de Lipsky se suman a la cautela mostrada por algunos gobiernos -incluido el de Japón-, que creen que es demasiado pronto para relajar la colaboración mundial para fomentar el crecimiento aunque la economía mundial dé muestras de estar tocando fondo.