El Fondo Monetario Internacional reiteró este fin de semana que el ajuste fiscal "a medio plazo" es necesario para lograr un crecimiento sostenible.

No obstante, el organismo interncional ha matizado que la recuperación económica, que se retrasará aun "dos o tres años", requiere de estímulos que compensen la austeridad.

La cumbre del Fondo Monetario Internacional celebrada este fin de semana en Washington ha dejado El problema es que el FMI, como cada vez más voces en los mercados, reclama la cuadratura del círculo: ajustarse el cinturón, sin perder de vista el crecimiento. La novedad, eso sí, es que en vista de que la primera parte de la ecuación ha sido asumida, especialmente en Europa bajo el influjo de la canciller alemana, Angela Merkel, el FMI ha pedido que "se eviten medidas excesivamente contractivas" y se complementen con estímulos económicos.