Grecia ha incumplido las condiciones a las que se comprometió de cara a aceptar su rescate financiero por parte del FMI y de la eurozona.

En esta ocasión ha sido el presidente del Eurogrupo, el luxemburgués Jean Claude Juncker, el encargado de echar aún más tierra sobre la tumba griega. Durante la celebración de una conferencia, Juncker ha asegurado que el Fondo Monetario Internacional podría dejar de dar dinero a Grecia el próximo tramo de ayudas previstas; algo que a lo que la Unión Europea no podría hacer frente.

Y es que la falta de garantías en la devolución de las ayudas prestadas ha puesto al gobierno heleno entre las cuerdas. "Hay normas específicas en el Fondo Monetario Internacional y una de ellas dice que el FMI sólo puede actuar cuando tiene garantías de refinanciación a 12 meses", aseguró Jean Claude Juncker . "No creo que la troika (UE, FMI, BCE) llegue a la conclusión de que esto ocurre".