El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Simon Johnson, mantiene que el nerviosismo de los mercados financieros ha favorecido un mayor endurecimiento de las condiciones crediticias. No obstante, Johnson cree que los principales bancos centrales del mundo han manejado muy bien la situación y el FMI está cómodo con sus estrategias de política monetaria.