El euro subió hoy después de que se publicara que el número de viviendas usadas vendidas en EEUU disminuyó en abril un 2,6% frente al mes anterior.
Hacia las 15.35 horas GMT, la moneda única se cambiaba en el mercado de divisas de Fráncfort a 1,3453 dólares, frente a 1,3436 dólares de ayer por la tarde, mientras el Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy su cambio oficial en 1,3441 dólares. Las ventas de viviendas de segunda mano alcanzaron 5,99 millones de unidades, frente a 6,18 millones pronosticados por los analistas, lo que impulsó al euro hasta su máximo del día, hasta 1,3476 dólares. Un analista del banco HSBC Trinkaus & Burkhardt dijo que el ascenso de las ventas de casas nuevas publicado ayer se debió a la caída de los precios, pero la evolución global del mercado inmobiliario en EEUU es negativa y afectará al dólar. Los expertos pronostican que el euro mantendrá su fluctuación dentro de una banda amplia entre 1,3350 y 1,36 dólares, aunque en las próximas semanas puede desencadenarse un movimiento brusco en uno de los dos sentidos.