El banco español BBVA espera que el BCE baje las tasas de interés de la zona euro en los primeros meses del 2008, en un contexto de menor crecimiento del área monetaria. Por ello, ha revisado a la baja en 0,75 puntos porcentuales su estimación del Euribor a 12 meses en diciembre del 2008, lo que le llevaría a situarse en el 3,9%. "El Banco Central Europeo (BCE) podría rebajar los tipos de interés oficiales en 25 puntos básicos (desde el 4,0 por ciento actual) a principios de 2008", dijo el informe.
El informe, que presentó el responsable del servicio de estudios de la entidad José Luis Escrivá, dijo que revisó a la baja en 0,75 puntos porcentuales su estimación del Euribor a 12 meses en diciembre del 2008, lo que le llevaría a situarse en el 3,9%, lo que supondrá supondrá un "alivio" para las familias que tienen cargas financieras altas. Pese a esta bajada en sus cálculos, el BBVA considera que las "fortalezas específicas" de la economía española, como su sistema financiero, su mercado laboral y su buena situación fiscal, le permitirán afrontar "con holgura" los efectos de las turbulencias financieras de los últimos meses, según el director del Servicio de Estudios, José Luis Escrivá. Rebaja de tipos del BCE En la rueda de prensa de presentación del informe "Situación España", Escrivá también señaló que el BBVA espera que el Banco Central Europeo baje los tipos de interés 0,25 puntos a principios de 2008. Una bajada de tipos no supondrá, en su opinión, un nuevo recalentamiento de la vivienda. Para Escrivá, este mercado se está ajustando de una forma "relativamente gradual", con un "menor exceso" de oferta con respecto a meses anteriores. En cuanto al actual contexto cambiario, el director del Servicio de Estudios consideró que un euro fuerte sólo afectaría negativamente a la economía si "persiste bastante tiempo en estos niveles". La crisis subprime se nota Como ya indicara en su informe divulgado a mediados de septiembre, Escrivá rebajó su previsión de crecimiento de la economía española para el próximo año al 2,8 por ciento, desde el 3,1 por ciento, como consecuencia de las turbulencias financieras. El servicio de estudios mantuvo su previsión del 3,8 por ciento para 2007. La previsión de crecimiento del Gobierno para 2008 es del 3,3 por ciento y para este año apunta al 3,8 por ciento. La reducción de la previsión para 2008 se basa fundamentalmente en un comportamiento más flojo que el previsto por parte de la inversión en bienes de equipo y del sector exterior. BBVA constata una reducción de sus previsiones de crecimiento de la zona del euro en 2008 hasta el 2,0 por ciento desde el 2,4 por ciento anterior y del crecimiento mundial al 4,4 por ciento desde el 4,7 por ciento. Solidez del sistema financiero En una línea similar a la comentada esta semana por el secretario de Estado de Economía, David Vegara, el informe de BBVA subraya la solidez del sistema financiero español, lo que le permitirá afrontar en una buena posición los efectos de la turbulencia financiera. "El sistema financiero español es el más eficiente de Europa (...) Adicionalmente el sistema financiero español cuenta con un nivel de provisiones comparativamente muy elevado, cubriendo más de dos veces el volumen de activos en mora", dijo el informe.