El euribor, el indicador más utilizado en España para el cálculo de hipotecas, cerró hoy el mes de enero en el 1,232%, una centésima por debajo del 1,242% de diciembre, lo que abaratará las hipotecas contratadas hace un año que se revisen en febrero aproximadamente en 1.200 euros anuales.
Estos datos, que serán confirmados por el Banco de España en los próximos días, muestran que este indicador se ha reducido en un año más de la mitad, desde el 2,622% de enero de 2009.

No obstante, el recorte en las cuotas de las hipotecas está muy lejos de los cerca de 4.000 euros anuales que se ahorraron los hipotecados que revisaron sus préstamos durante los meses de verano de 2009, ya que el indicador marcó sus niveles máximos entre el verano y el otoño de 2008 y sus mínimos un año después, con lo que el diferencial llegó a superar los cuatro puntos porcentuales.