El Ecofin ha llegado a un acuerdo para sancionar a los países europeos con déficits excesivos.

El Ecofin ha alcanzado este martes un acuerdo político sobre un nuevo sistema de sanciones de hasta el 0,2% del producto interior bruto para los países de la eurozona con déficit o desequilibrios excesivos, como burbujas inmobiliarias.

Esta multa supondría hasta 2.000 millones en el caso de España.
 
Con estas nuevas sanciones la UE pretende evitar nuevas crisis de deuda. Sin embargo, las multas no serán casi automáticas como defendía Bruselas, sino que se deja más tiempo a los países incumplidores para corregir sus problemas y se da más peso a las decisiones políticas de los ministros de Economía, que en el pasado han aprobado incumplir el Pacto de Estabilidad.