La tasa de desempleo en Francia aumentó 1,1 puntos en el primer trimestre del año y alcanzó el 8,7% de la población activa, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). La ministra de Economía, Christine Lagarde, consideró "brutal" esta subida en los tres primeros meses del año y señaló que la degradación del desempleo "va a perdurar". En unas declaraciones a la radio Europe 1, Lagarde atribuyó la "mala cifra" al empeoramiento de la "situación económica", aunque indicó que fue menor que en otros grandes países, como España, el Reino Unido o Estados Unidos.