El déficit por cuenta corriente de la zona euro se redujo en el mes de junio a 300 millones de euros, tras registar un saldo negativo de 11.900 millones en mayo. El déficit acmulado en los últimos 12 mess ascendió a 116.500 millones de euros. La balanza comercial de junio arrojó un superávit de 4.700 millones, frente a los 2.200 millones de mayo.