La zona euro ha registrado en el primer trimestre un déficit por cuenta corriente de 2.400 millones de euros, un 84,2 por ciento menos que en el mismo periodo del ejercicio precedente, cuando el déficit alcanzó 15.200 millones. El Banco Central Europeo (BCE)ha informado de que la eurozona ha registrado déficit con el grupo de países del G-10 que no forman parte de la Unión Europea (UE), las instituciones europeas y Japón.
En cambio, la zona euro ha tenido superávit en el primer trimestre del año con el Reino Unido, los países que se unieron a la UE en 2004 y 2007, y EEUU. La balanza por cuenta corriente mide los intercambios con el exterior por transacción de mercancías, servicios, rentas y transferencias. De enero a marzo, las transferencias corrientes de la eurozonahan tendido un déficit de 21.000 millones de euros, que se ha equilibrado en su mayoría con los superávit en bienes (7.600 millones de euros), servicios (5.600 millones de euros) e ingresos (5.400 millones de euros. El saldo acumulado anual de la balanza por cuenta corriente hasta el primer trimestre de 2007 muestra un superávit de 2.400 millones de euros, menos de un 0,1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la eurozona. Un año antes, la cuenta corriente de la zona euro tuvo un déficit anual acumulado de 25.600 millones de euros (35.328 millones de dólares). En la cuenta financiera, las inversiones directas y por cartera han registrado en el primer trimestre de este año unas entradas netas de capital de 98.000 millones de euros (135.240 millones de dólares), casi seis veces más que en ese periodo de 2006. La balanza de pagos recoge las transacciones comerciales y financieras de un país o un grupo de países en relación con otros y está compuesta de la cuenta corriente y la cuenta de capital.