Números rojos en Wall Street. La renta variable americana echa el freno a las compras protagonistas durante sesiones anteriores y opta por el color rojo después de conocer el dato de empleo privado que destruyó 20.000 empleos. Ante este escenario, el Dow Jones de Industriales cae un 0,26%, el Nasdaq pierde un 0,27% mientras el S&P500 se deja un 0,34%. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambia por 1,35 unidades mientras el precio del barril de petróleo cotiza en el entorno de los 81 dólares.
En contra de lo que se esperaba, el empleo privado decepciona al mercado. A la espera de que el próximo viernes el Departamento de Trabajo de Estados Unidos de a conocer las cifras oficiales de empleo, hoy los inversores tienen que digerir el incremento del desempleo del sector privado que, según ha publicado ADP, se han destruido más de 20.000 empleos, frente a los 40.000 nuevos puestos de trabajo que se preveían crear. En este escenario, el Dow Jones de Industriales cae un 0,26%, el Nasdaq pierde un 0,27% mientras el S&P500 se deja un 0,34%.

En el ámbito empresarial, destacan hoy las compañías ligadas a las materias primas que, si bien en la pasada sesión sirvieron de aliciente para el mercado hoy representan un lastre. Entre las mayores penalizaciones se sitúan los títulos de Peabody Energy que, tras haber ofrecido 3.000 millones de dólares en efectivo por la australiana Macarthur Coal hoy su cotización sufre una caída del 0,70%. Caídas también para Freeport McMoran Copper & Gold que cede un 0,05%. Y entre las compañías ligadas al petróleo, Exxon Mobil se deja un 0,51%, Chevron pierde un 0,12%, ConocoPhillips cede un 0,61%.

Más números rojos entre el sector bancario. Bank of America cae un 0,36%, JP Morgan cede un 0,45%, Wells Fargo se anota un descensos del 0,39%, Morgan Stanley cae un 0,56%.