Los últimos altercados en Libia, han llevado al país africano a su peor crisis energética de las últimas décadas y a no poder evitar varias interrupciones en el suministro de crudo.

Según ha comentado en una entrevista a reuters, Shokri Ghanem, presidente de National Oil Corporation de Libia, el barril de crudo podría dispararse hasta los $130 durante las próximas semanas si se mantienen las tensiones actuales. No quedó claro si se refirió al West Texas o al Brent que cotizan en estos momentos en $101.71 y $116.18 respectivamente.

Ghanem añadió que la producción de crudo ha caído hasta niveles de 700,000-750,000 barriles por día desde la fuga de la mayor parte de los trabajadores extranjeros quienes representan el 10% de la mano de obra total del sector energético libio, incluyendo posiciones estratégicas. Ante de la crisis Libia bombeaba unos 1.6 millones de barriles cada día.

Preguntado si Libia podría recurrir al barril de crudo como arma política si EEUU y algún país occidental presionaran al país, Ghanem respondió "espero que no lleguemos a una situación en la que hablemos de usar el crudo como medida de presión política, esperemos que todo se arregle lo antes posible".

Cotización West Texas durante el último mes: