En una jornada sin la referencias de Japón, con los mercados cerrados en el país por ser festivo, las bolsas asiáticas alcanzaron máximos de dos años.

Las acciones asiáticas alcanzaron un máximo de dos años en la sesión del lunes, impulsadas por un crecimiento económico más fuerte de lo esperado en China y las apuestas de que los datos mediocres de Estados Unidos mantendrán a la Reserva Federal cautelosa sobre el ritmo de ajuste de las políticas.

Los blues chips chinos se recuperaron de las fuertes pérdidas sufridas al principio de la sesión después de que los datos mostraran que la segunda mayor economía del mundo creció a un ritmo ligeramente más rápido de lo esperado en el segundo trimestre hasta alcanzar el 6,9%, gracias a la sólida producción industrial, las ventas minoristas y las exportaciones.

El índice más amplio de acciones de Asia y el Pacífico de MSCI fuera de Japón extendió las ganancias anteriores para subir un 0,3% después de las buenas lecturas de China.

Los mercados japoneses permanecieron cerrados el lunes por ser festivo.

Las acciones australianas cayeron un 0,2% , mientras que KOSPI  de Corea del Sur subió un 0,4%.