El comité de Finanzas del Senado, que debe ratificar a Geithner en el cargo para que su designación tenga efecto, analiza ahora esas irregularidades.

Gibbs expresó el apoyo de la futura administración a Geithner, que actualmente es el presidente del Banco Federal de la Reserva de Nueva York, e instó a los senadores a confirmarlo en el puesto.


Según se ha sabido, Geithner no pagó sus contribuciones al sistema de pensiones y al sistema de salud de los ancianos (Medicare) de Estados Unidos durante su estancia en el Fondo Monetario Internacional (FMI), de 2001 a 2004.

Al ser una organización internacional que se encuadra en el sistema de la ONU, el FMI no descuenta esos pagos del salario de sus empleados, que deben abonarlos por su cuenta.

El fisco estadounidense descubrió el error en una auditoría y Geithner abonó los pagos atrasados de dos años, publicó hoy el diario The New York Times.
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading


Durante el examen de su pasado previo a su nombramiento, el equipo de Obama vio que Geithner también había incumplido la ley fiscal en dos años previos y él saldó su deuda entonces.

En total, pagó 43.200 dólares en impuestos e intereses, según el periódico.

La otra irregularidad se refiere a su antigua empleada doméstica, que se quedó sin permiso de trabajo al final de su período de trabajo en la casa de Geithner, en Larchmont, Nueva York, entre 2004 y 2005.

La mujer, que está casada con un ciudadano estadounidense, abandonó a la familia Geithner para dar a luz y posteriormente obtuvo una autorización de residencia.

El servicio de inmigración no tomó medidas contra ella por su infracción, relataron varios diarios.