El CAC 40, el índice bursátil de referencia francés sigue, como los demás índices mundiales, en la incertidumbre del porvenir de la economía mundial y de cómo acabará resolviéndose el problema de la deuda soberana en Europa.
De hecho, la reciente escalada del tipo de interés de los bonos italianos por encima del 7%, ha llevado de nuevo a los bancos franceses a la incertidumbre. Hoy en día, Francia posee 79 mil millones de deuda Italiana (frente a los 35 mil millones que posee Alemania o de los 13 mil millones que posee el Reino-Unido). El 9 de Noviembre, Société Générale, a pesar de registrar un resultado positivo trimestral de 622 millones de Euros (lo que supone una bajada del 31% con respeto al trimestre anterior), ha anunciado la no distribución de dividendos. Las acciones del mismo, que llegaron a cotizar 52EUR el pasado mes de Febrero, oscilan hoy alrededor de 18EUR. Mismo escenario para los otros dos gigantes de la banca francesa: BNP Paribas pasó de estar valorada en 58 EUR en Febrero del presente año a 31EUR hoy (marcando un mínimo de 25 EUR a finales de Septiembre); y Crédit Agricole, que retrocedió 12 EUR a 5 EUR en el mismo periodo. Estos últimos años, estos valores han estado sometidos a una fortísima volatilidad, llegando incluso a ganar o a perder más del 15% de sus valores en un solo día, en función de los anuncios de crisis o de rescates de la economía Europea.

En lo que se refiere a los valores defensivos del índice francés, LVMH, a pesar de la fuerte volatilidad, se mantiene alrededor de 115EUR desde Octubre de 2010. Air Liquide, número uno mundial en su sector, ha oscilado en lo que va de 2011 entre 85 y 100 EUR. Total, aunque se había situado alrededor de 32,5EUR entre Agosto y Octubre ha vuelto a establecerse en 37,5, valor soporte histórico de la acción petrolera. Finalmente, la gran referencia defensiva del CAC, Essilor, se mantiene por encima de 50EUR desde el pasado mes de Febrero.

El CAC 40 se mantuvo esta semana por encima de los 3.000 puntos, después de haber basculado por debajo durante el mes de Septiembre. Históricamente, el nivel de soporte del CAC está en 2.500 puntos (niveles alcanzados en 2003 y 2009). Al alza, desde 2009, el nivel de resistencia se encuentra en 4.000 puntos. Dado que la valoración del CAC ya integra los principales factores macroeconómicos actuales (posible rebaja de la nota de la deuda francesa, recortes presupuestarios…), el CAC debería mantenerse alrededor de los 3.000 puntos hasta final de año.

Otro factor, esta vez interno, que podría influir en 2012 sobre la situación económica francesa son las elecciones presidenciales y legislativas que tendrán lugar en Abril y Mayo del año que viene. Actualmente, todos los sondeos apuntan a una victoria aplastante del socialista François Hollande sobre el actual presidente de la Republica Nicolás Sarkozy (62% contra 38%). Este último también se enfrenta con la posibilidad de no acceder a la segunda vuelta, si llegase a ser superado por Marine Le Pen en la primera. Una victoria de Hollande podría poner nuevamente en dificultad al mercado. El actual candidato promete rebajar la edad de jubilación de 62 a 60 años (mientras los socialistas españoles la elevaban de 65 a 67 años) y un programa repleto de nuevas medidas costosas. Hollande podría repetir el error cometido por François Miterrand en 1981, una política social que hizo soñar a muchos franceses pero que acabó llevando a una subida del paro y sobre todo a un fuerte endeudamiento. Un lujo que hoy en día la economía francesa no podría permitirse.