El rendimiento de los bonos portugueses a diez años se sitúa por encima del 8% por primera vez desde la introducción del euro.

El aumento del rendimiento del bono luso se produce después de que las agenciasde calificación Standard & Poor's y Fitch rebajaran la nota de solvencia de Portugal como consecuencia de la crisis política abierta en el país tras el rechazo parlamentario al plan de ajustes del Gobierno de José Sócrates, que presentó su dimisión tras fracasar su iniciativa.

La rentabilidad de los bonos portugueses a diez años escalaba hasta el 8,071%, mientras la prima de riesgo respecto a los bonos alemanes subía a 489 puntos básicos.