El comité de política monetaria del Banco de Japón acordó el martes mantener inalterados los tipos de interés en niveles muy bajos a pesar de que su economía está sumida en una profunda recesión, con lo que se toma un tiempo para valorar la efectividad de las medidas anteriores. El comité del banco votó por unanimidad mantener los tipos en el 0,10%. La última vez que los redujo fue en diciembre en 20 puntos básicos.
El Banco de Japón relajó además el martes los requisitos para aceptar colaterales en sus operaciones de provisión de liquidez para hacer que los fondos estén más disponibles para aquellas entidades financieras necesitadas de efectivo.

Con ello, la institución ahora acepta deuda respaldada por el Gobierno y bonos de gobiernos municipales como colateral.

Por otra parte, el Banco de Japón mantuvo su valoración económica para abril, al señalar que la economía del país "se ha deteriorado de forma significativamente" debido al "empeoramiento de los beneficios empresariales y el debilitamiento de la demanda interna".