El Banco Mundial (BM) estima que la economía china crecerá sólo un 6,5% en este año 2009, un punto menos de su anterior previsión, según el informe presentado hoy en Pekín. Es la segunda vez que la institución recorta las previsiones de aumento del PIB para la tercera economía mundial, puesto que en el primer informe sobre la economía china en 2009 había calculado un crecimiento de un 9,2%. La economía china, afectada por la crisis económica mundial, creció un nueve% en 2008, frente al 11,9% de 2007, y este año el Ejecutivo chino saspira a crecer al menos un ocho%, ya que los expertos opinan que es la cifra mínima que necesita el país asiático para garantizar creación de empleo y estabilidad social.