El Banco de España considera que el mercado residencial todavía se encuentra en una etapa de ajuste tras la expansión de los últimos años, por lo que espera que los precios de la vivienda continúen moderándose a lo largo de 2011.
"En 2011 parece probable que los precios sigan moderándose, de modo que el esfuerzo financiero necesario para adquirir una vivienda no aumente al desaparecer la desgravación fiscal para los contribuyentes de mayores rentas", señala el Banco de España en su informe mensual correspondiente a diciembre. El organismo gobernado por Miguel Ángel Fernández Ordóñez cree que "algunos cambios regulatorios, como la mayor neutralidad fiscal entre las decisiones de adquisición respecto al alquiler, deberían tender a moderar los precios de la vivienda".

Mayor oferta de alquiler

Al mismo tiempo, prevé que la oferta de las viviendas en alquiler aumente en los próximos meses, dadas las dificultades que se encuentran para poder vender.

"Las propias dificultades que encuentran algunos propietarios para vender sus viviendas y los cambios regulatorios para proporcionar mayor seguridad jurídica en los contratos de alquiler podrían animar a más propietarios a poner sus viviendas en alquiler, incrementando la oferta existente y facilitando el acceso de más familias a los servicios residenciales a través de esa vía, que no requiere endeudamiento", señala el BdE.