El 30 por ciento de las empresas españolas tiene "paralizados" sus programas de inversión en el exterior porque antes deben financiar su capital circulante -dinero para funcionar- y no disponen de crédito adicional para la internacionalización. Así lo aseguró hoy el director general del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Eduardo Moreno, durante la presentación del Plan Cameral 2009 de apoyo a la internacionalización de las empresas españolas, en el que las Cámaras invertirán más de 120 millones de euros este año para ayudar a salir al exterior a 32.000 empresas. Moreno señaló no obstante que este presupuesto es "insuficiente" y reclamó a las administraciones públicas "fondos adicionales" ante un momento de crisis económica en el que es "esencial garantizar la supervivencia del tejido industrial español". En este sentido, puntualizó que en los últimos ocho meses ha crecido la demanda de empresas españolas que desean exportar e invertir en terceros países ante la caída de la demanda interna, pero sus acciones se ven "constreñidas" por la falta de liquidez que está "estrangulando" operaciones de comercio exterior.