Las existencias de petróleo en Estados Unidos subieron la semana pasada más de lo esperado.


Sin embargo, las existencias las de productos refinados cayeron fuertemente, mostró el miércoles un informe de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Los inventarios de crudo crecieron 2,84 millones de barriles a 375,86 millones, frente a las expectativas de un alza de 2,5 millones.