Economistas de Estados Unidos redujeron sus proyecciones para la economía pese a las recientes señales de estabilización, a medida que la anticipada recuperación del segundo semestre se ve cada vez más débil.  La Asociación Nacional de Economía Empresarial, o NABE, ahora proyecta una contracción del 1,8% para el segundo trimestre, lo que acumularía una contracción del producto interno bruto desde que se inició la recesión en diciembre de 2007 del 3,7%, la mayor caída desde fines de los años 50.
La proyección de NABE para todo el año fue rebajada a una contracción del 1,2% respecto de una caída del 0,9% en el sondeo de febrero, mientras que el crecimiento para 2010 ahora se estima sea del 2,7% en vez del 3,1%.

"El sondeo reveló que los economistas del sector empresarial esperan que la recesión termine pronto, pero que la recuperación económica probablemente será considerablemente más moderada que las experimentadas típicamente tras profundas contracciones", señaló en el informe el presidente de NABE, Chris Varvares, quien también es presidente de Macroeconomic Advisers.

El mayor lastre para la economía ya no es el mercado de la vivienda o el gasto de consumo, sino que un retroceso en las inversiones empresariales, según el sondeo. Se espera que las ganancias caigan un 16% este año, lo que generará una presión adicional sobre la percepción empresarial.

Los riesgos a la baja, como la pérdida de empleos, débiles condiciones crediticias y descenso en los precios de las viviendas implican que también se espera que los consumidores se mantengan cautelosos, según el sondeo realizado entre el 27 de abril y el 11 de mayo.

"La buena noticia es que el panel de la NABE espera un positivo crecimiento económico durante el segundo semestre de este año, que el ritmo de pérdidas de empleos disminuirá significativamente durante el resto del año y que el empleo comience a crecer a inicios de 2010", señaló.

El panel de 45 analistas espera que se pierda un total de 4,5 millones de empleos este año, lo que elevaría la tasa de desempleo al 9,8% para fines de año. La tasa de desempleo alcanzó el 8,9% en abril.

En tanto, se estima que el índice de precios al consumidor registre un descenso del 0,7% este año y que luego repunte a un crecimiento del 1,7% en 2010.

NABE también proyecta que la Reserva Federal mantendrá la meta para la tasa interbancaria federal en torno a cero hasta la próxima primavera boreal y la eleve al 1,25% para fines de 2010.