El presidente de EADS, Louis Gallois, reconoció el lunes la situación de incertidumbre en el mercado aeronáutico pero subrayó que las anulaciones de entregas de aviones a las compañías aéreas, que es el principal riesgo para su filial Airbus, hasta ahora son muy poco numerosas.
"Afortunadamente, hasta ahora las anulaciones son muy poco numerosas. Es decir, que el mercado no está en situación de pánico", dijo Gallois en declaraciones divulgadas el lunes por la emisora de radio France Info, coincidiendo con la inauguración del Salón Aeronáutico de Le Bourget, al norte de París.

Airbus entregó el pasado año a sus clientes una cifra récord de 483 aviones, comparados con los 375 de su competidor estadounidense Boeing, y este año hasta comienzos de junio llevaba 205, frente a 201 de Boeing.

Nuevos encargos

Por lo que se refiere a nuevos encargos, el fabricante europeo ha recibido por un total de 32, aunque si de ahí se descuentan las anulaciones, la cifra se queda en 11.

Para Boeing, los datos son todavía más contrastados, ya que pese a que ha firmado contratos para vender 65 aeronaves desde enero, ha tenido que encajar anulaciones para otras tantas unidades, de modo que los encargos netos por ahora son nulos.