El ex jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, regresó este lunes a la vida pública al participar en un foro económico en Pekín, donde comparó la zona euro con "una balsa a punto de hundirse".
Tras más de siete meses de conflictos personales que le obligaron a abandonar su carrera política, Strauss-Kahn escogió una conferencia sobre economía celebrada en la capital china para recuperar su estatus como especialista en macroeconomía, logrado gracias a su experiencia como máximo responsable del FMI.

"Vemos a los países europeos pasar de un plan (de rescate) a otro, de una cumbre vista como la última oportunidad a otra, sin admitir las pérdidas, sin permitir una reactivación del crecimiento y fracasando en recuperar la confianza", dijo Strauss-Kahn. Strauss-Kahn, que fue invitado por el grupo NetEase, uno de los gigantes de internet en China, pronunció un discurso en inglés de 45 minutos en el que se mostró muy crítico con las medidas de rescate tomadas por Bruselas.