El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, descartó hoy la posibilidad de entrar en un proceso de recesión económica, aunque consideró que los problemas inmediatos de la economía española se encuentran en la subida de los precios.
Así lo manifestó el presidente de la CEOE durante su intervención en la Asamblea General de la organización, donde se presentó el Plan Estratégico para la Economía Española para 2008-2011. Díaz Ferrán dijo, no obstante, que la economía española ha entrado en una paulatina desaceleración y recordó que la Comisión Europea estima para España un incremento del PIB del 3% para 2008, cuando "venimos de crecer en torno al 4%". Aunque dijo que de 2009 "ya hablaremos en otra ocasión", subrayó que la economía española seguirá creciendo por encima de la media europea ya que la previsión de la CE para la Eurozona es de un 2,2% para 2008. El Plan Estratégico presentado hoy tiene como fin último reactivar la economía y mejorar la competitividad, que es, en opinión del presidente de la patronal, la "asignatura que debe aprobar la economía española en el futuro inmediato" para crecer de forma sostenida a medio y largo plazo. Sin embargo, entre los factores que no contribuyen a mejorar la competitividad, destacó que España padece una situación de "hiper-regulación" y afirmó "rotundamente" que las Administraciones Públicas no son competitivas y dificultan la vida diaria de las empresas. Dentro del capítulo de la competitividad, consideró "prioritaria" la energía, para lo que el Plan establece tres propuestas: garantizar la seguridad del suministro a medio y largo plazo, reducir la dependencia exterior "sin descartar la producción de cualquier tipo de energía" y la liberalización de los mercados. Otro elemento indispensable para mejorar la competitividad es la formación de los jóvenes, problema que si no se resuelve "será imposible" que exista productividad, competitividad y que las empresas generen riqueza y empleo. Por ello, pidió que las Administraciones Públicas sean "eficaces, rápidas y adecuadamente dimensionadas" e hizo referencia a las 22.500 leyes y reglamentos que deben cumplir los empresarios. Díaz Ferrán reiteró la necesidad de una política fiscal que no penalice, sino que fomente la creación de empleo y al respecto aseveró que "a menos impuestos más actividad, más desarrollo y puestos de trabajo y, por consiguiente, una mayor recaudación". En este sentido, destacó del Plan medidas como la reducción de los tipos del Impuesto de Sociedades, Donaciones y Patrimonio, del IAE, la rebaja del tipo básico del IRPF y la recuperación de los incentivos al I+D+i, "dotándolos de estabilidad y seguridad jurídica". En el aspecto laboral, el Plan aboga por un marco de relaciones laborales que facilite la movilidad de los trabajadores y el apoyo a los sectores que necesiten competir en el exterior. La internacionalización de las empresas es "fundamental" para mejorar la competitividad, dijo el presidente de la CEOE, quien añadió que "si hace veinticinco años no había ninguna multinacional digna de nombre hoy son varias decenas las grandes empresas españolas que invierten en el exterior". Díaz Ferrán señaló que la CEOE celebrará anualmente una Conferencia Empresarial para debatir ideas y sobre el desarrollo del Plan y que se convierta en "referente de primer orden" para la sociedad española. Condenó el "terrorismo salvaje" de ETA por atentar contra dos miembros de la Guardia Civil, al tiempo que manifestó el apoyo de los empresarios a la Corona y a la Constitución. También tuvo unas palabras para su "buen amigo" y predecesor en el cargo, José María Cuevas, quien durante su intervención calificó de "buen programa" el establecido por la República Popular China, una nación "en pleno desarrollo y que es admiración de muchos empresarios". Cuevas se refirió al plenario del Partido Comunista chino que, en 1997, "había resuelto que toda decisión del Gobierno debía cumplir con tres requisitos" en cuanto a los criterios de las medidas económicas, que la medida contribuya a mejorar la productividad, a mejorar la vida de la gente y a aumentar la fortaleza del país.