Deutsche Bank considera que el mercado español está en la actualidad caro tras varios años de fuertes ganancias y después de la intensa actividad corporativa, con fusiones y adquisiciones en la práctica totalidad de los sectores, y apuesta por ello por una selección de valores. "(Estos factores) han motivado que el mercado no esté barato a pesar de la buena evolución de los resultados", dijo Miguel Ángel García, director de inversiones de la entidad en España, durante una presentación de perspectivas en Madrid.
El Ibex-35 cotiza con un PER (veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción) de 14,7 veces los resultados de 2007, en comparación con un ratio de 14,2 veces el beneficio esperado de este año del DAX-Xetra alemán. El EuroStoxx-50 cotiza por su parte con un PER para 2007 de 13 veces el beneficio de 2007. En cuanto a la selección de valores españoles, el banco destaca dentro de su lista de recomendados a BBVA, para el que maneja un precio objetivo de 21,8 euros, a Red Eléctrica, con un precio de 51 euros, a Iberdrola, con una valoración de 50 euros y a Sogecable, con un precio objetivo de 37 euros. Deutsche incluye asimismo por valoración por fundamentales a Ferrovial, con un precio de 93,5 euros, a Gamesa, con un valor de 34 euros por título, y a los grupos concesionales Abertis y Cintra, con precios de 24,2 euros y de 15 euros, respectivamente. En cuanto a valores de pequeña y mediana capitalización, Deutsche destaca a Prisa, con un precio objetivo de 22 euros, a Ebro Puleva, con un valor de 18,3 euros, a Logista, con una valoración de 62 euros y a Barón de Ley, con un valor de 55 euros. Efecto limitado de corrección del ladrillo Directivos del banco alemán reconocieron que el mercado español está teniendo recientemente un comportamiento peor que las principales bolsas europeas coincidiendo con la reciente caída de las inmobiliarias y constructoras españolas en bolsa. "Es cierto que hemos tenido un efecto negativo sobre el mercado español pero en general no creo que esto se pueda trasladar al resto de sectores en España y sobre todo hay que tener en cuenta que lo que se ha producido es más bien una corrección tras dos ó tres años de fuertes subidas", explicó Helmut Kaiser, jefe global de estrategia de inversión de Deutsche. Este experto manifestó que para la economía española no debería representar de momento un gran problema que los tipos de interés de la eurozona se sitúen a finales de año en el 4,5 por ciento (desde el 4 por ciento actual), según sus previsiones. Kaiser consideró que entre otros factores la sólida política económica del Gobierno en material fiscal debería servir como colchón para contrarrestar de momento cualquier impacto negativo en esta materia.