El mayor banco de Alemania le pone buena nota a sus homólogos españoles. Deutsche Bank apunta que la banca nacional “está bien capitalizada, con aumentos de los ingresos a través de las comisiones y de los márgenes”. Aunque los analistas de la entidad ven menos potencial de revalorización en las acciones de BBVA por la inestabilidad de una Turquía alejada de la Unión Europea tras la victoria de Angela Merkel en Alemania y cierta erosión en su negocio mexicano.

 

 

Deutsche Bank ha presentado este lunes sus perspectivas macroeconómicas y bursátiles para 2018 en un acto con prensa en Madrid, donde han estado Rosa Duce, economista jefe del banco alemán en España y Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable de la entidad en España.

Los expertos han apuntado que entre las acciones españolas que mantienen en cartera se encuentran Banco Santander, CaixaBank, Bankia, Unicaja, ACS, Acciona, Ferrovial, Abertis, Colonial, Amadeus e IAG. “En general, 2017 ha sido un buen año para valores cíclicos y no defensivos y el próximo año creemos que va a pasar lo mismo por el aumento del consumo”, ha indicado Duce.

 

 

La entidad ve al Ibex 35 por encima de los 11.000 puntos en 2018. “Pase lo que pase en las elecciones autonómicas de Cataluña el próximo 21 de diciembre se despejará una incertidumbre que pesa sobre el mercado español. En los últimos meses hemos visto como el volumen de contratación aumentaba en la bolsa italiana, mientras se resentía en España, aunque en los próximos meses pasará al contrario con la celebración de las elecciones generales en Italia”, ha añadido Jiménez-Albarracín.

Por sectores, Deutsche Bank apuesta por el consumo, los bancos y las tecnológicas, mientras que los analistas ven potencial limitado en petroleras y compañías de telecomunicaciones. En el mercado de futuros del petróleo estiman un precio medio durante el 2018 de entre 50 y 55 dólares por barril, ya que la reducción de la producción impulsada por la OPEP tiene un efecto limitado y además los países miembros “no están cumpliendo con esta limitación, según los expertos de la entidad.  

En cuanto a las ‘telecos’, los analistas subrayan que son compañías que necesitan muchas inversiones y ofertas convergentes, lo que implica a veces compra de productoras o de contenidos multimedia. “Telefónica está de capa caída, con un fuerte endeudamiento y su negocio en Brasil ha sufrido las consecuencias de dos duros años para la economía locales en 2015 y 2016”, ha comentado el responsable de renta variable de Deutsche Bank España.

Jiménez-Albarracín también apunta que otro de los sectores a tener en cuenta en el Ibex 35 son las eléctricas, “por las tres regulaciones que han sufrido en los últimos años y en 2018 podrían llegar a una cuarta”. En cuanto a los últimos ‘profit warning’ (recorte de previsiones de resultados) lanzados en el parqué español por Técnicas Reunidas, Siemens Gamesa, Endesa o Almirall el experto ha querido restarles importancia y enmarcarlos en operaciones “puntuales”.

 

“Endesa es una compañía que se está quedando obsoleta, con instalaciones cada vez más viejas, sin inversión por parte de Enel y con unos dividendos altos que van a parar en su mayoría a su accionista mayoritario, Enel”, ha criticado el responsable de renta variable de Deutsche Bank España. “Siemens Gamesa está sufriendo el parón del mercado indio, aunque es algo temporal porque India está comprando más crudo por el en torno de precios bajos, y el coste de la fusión entre ambas empresas, mientras que Técnicas es una buena empresa de ingeniería que no sabe comunicar sus noticias”, ha subrayado Jiménez-Albarracín.